Todo sobre material, minimalismo y barefoot

jueves, 6 de diciembre de 2012

¿Tenía Nike las claves para fabricar una zapatilla minimalista?

Repasando el historial de zapatillas de la marca, uno se encuentra con modelos curiosos, que le hacen pensar que entre toda la millonaria infraestructura que han desarrollado, muchos de sus desarrolladores advirtieron que había formas o detalles en la fabricación de zapatillas que hacían que estas fueran mejores, y que permitieran un correr más natural.


Si Nike salió mal parada de la anterior entrada "La Casa de los Horrores" hoy veremos que en parte fue porque la marca decidió tomar ese camino, cuando desde siempre han tenido los mimbres para fabricar una gran zapatilla minimalista, pero han decidido optar por el confort de la amortiguación. Daremos un repaso histórico a las zapatillas que aunaban, de forma conjunta, o por separado, las características propias de una minimalista pura, y cómo los años y el olvido fueron haciendo que la marca de la diosa se caracterizara por ser una abanderada pionera de la amortiguación.

En 1972 Nike lanzó al mercado su afamado modelo Cortez, el primero de la historia en incorporar una mediasuela de EVA más gruesa en el talón con el fin de amortiguar y con soporte para el talón. Ese mismo año Nike lanzó el modelo Marathon, un cero drop o casi, con menos de 1cm de suela y un upper ligero fabricado en Nylon (la primera zapatilla de running que lo incorporó), usado por los grandes campeones en las largas distancias.¿Qué tenían de malo?, pues que Asics, Adidas, y otras muchas ya tenían zapatillas similares o mejores, por lo que lo que les interesaba era decirle al consumidor que lo que necesitaba era algo totalmente distinto, y con la amortiguación y el soporte para el arco de sus Cortez dieron en el clavo.


Todo esto hace que de pronto el running, un deporte sólo para algunos, bien preparados físicamente y con una base deportiva asentada, vaya dando paso al jogging, en el que cualquiera y con cualquier peso pueda ampliar la zancada que usaban para caminar y empezar a correr, ya que las nuevas zapatillas evitan el dolor en el talón que antes sentían con las de suela delgada. En 1973 Nike aún fabricaba modelos como el Waffle Racer, con poco drop y suela fina, para caminos de tierra, pero en pocos años el concepto desaparecería para dar paso a los modelos hiperamortiguados que los siguientes 40 años.


En la década de los 80, con la amortiguación ya asentada universalmente y todas las marcas a la carrera por ofrecer una mejor y mayor amortiguación, con diseños estrambóticos, Nike lanza un modelo desconcertante, el Nike Air Sock Racer. Como su nombre indica se trata de un calcetin de carreras con suela "Air". Nos encontramos un modelo con el que soñaríamos muchos minimalistas si se eliminara el drop, y es que no es más que una mediasuela de EVA no muy gruesa para los cánones de la época y un upper ligero y ergonómico con un buen sistema de ajuste, puntera ancha, y nada más. Minimalismo en estado puro. Muy utilizada por triatletas por su rápido calzado y algún corredor de 100km como Domingo Catalán (recordman mundial hasta hace no mucho con 6h15').


Ya en los 90, las incursiones con tintes minimalistas de Nike parecían misión imposible, pero en 1995 lanzaron al mercado el modelo Air Rift, un modelo claramente amortiguado, pero con separación independiente para el primer dedo en la puntera. ¿Acaso algún investigador de Nike descubrió la importancia y la independencia del primer dedo en un correr Natural?. Si esto fue así, a Nike le siguió interesando mantener todos nuestros dedos juntitos y bien apretujados durante muchos muchos años más, y este modelo quedo descontinuado.


Y es ya en la década pasada cuando Nike lanza en 2004 el modelo Free, un modelo con un drop de 5mm (que posteriormente daría la opción de elegir entre 7mm, 5mm y 3mm), una suela bastante flexible y un upper ligero. Según Nike sólo para caminar y fortalecer el pie antes o después de los entrenamientos, nunca para correr...Ahora, aprovechando el filón minimalista, vanagloriándose de ser pioneros en un concepto que durante décadas han denostado e intentado destruir. 


Como vemos, a lo largo de los años hemos tenido suelas de menos de 1cm, zapatillas sin drop, uppers minimalistas, ligeros y sin costuras, separación para el primer dedo y suelas ultraflexibles. ¿Tenía Nike la receta del éxito?, ¿fueron golpes de suerte o intuiciones puntuales reflejadas en escasos modelos?. El caso es que juntando todos esos detalles ya ideados por la marca en una sola zapatilla podríamos tener un concepto puramente minimalista de la  mano de Nike, y aún así tardaremos años en verlo.




2 comentarios:

  1. Interesante resumen histórico. Espero que los que defienden al modelo "Free" como ejemplo pionero del minimalismo se hayan convencido de una vez.

    Salud!

    ResponderEliminar
  2. Estoy loco por calzarme unas Waffle Racer, creo que son el calzado minimalista mas optimo para montaña.
    Como apunte curioso, son las zapas con las que kupricka gano su primera carrera de montanya!

    ResponderEliminar